Make your own free website on Tripod.com

página principal

 

 

El rastro de El cuervo : una reseña de  “An unknown early appearance of “The raven” de G. Thomas Tanselle”. p. 220-223 en Studies in Bibliographie, vol. 16 (1963)

Por

 

Emilio A. Ramírez Cravo

 

 

 

 

Se pueden encontrar muchas causas, temas, motivos, a veces pretextos, de estudio dentro de la Bibliografía. Basta con tener el suficiente interés en una obra o autor determinado para encontrarse con las diferentes ramas que ofrece esta disciplina. Por supuesto que el mero interés no es lo único, se precisa también de técnicas y métodos de investigación para hacer de éste interés un estudio de valor crítico y metodológico. Teniendo esto en cuenta los temas  de investigación surgen rápidamente.

 

Una figura de indiscutible importancia dentro de la literatura universal, particularmente dentro de la inglesa, es Edgar A. Poe. Autor de una imaginación y estilos únicos en su época, y por lo tanto incomprendido, es una fuente casi inagotable de estudios en diversas disciplinas (literatura, filosofía, estética, psicología) y en este caso la Bibliografía toma su papel en buscar una reimpresión desconocida, dentro del campo editorial, de uno de sus más famosos poemas, El cuervo.

El estudio se centra en tratar de encontrar cuál es la causa de que una de las primeras reimpresiones del poema de Poe, la del  Wekly News del 8 de febrero de 1845, no aparece dentro de las listas de los principales bibliógrafos del poeta.

Tanselle muestra que el cotejo del texto del Wekly News con la primera  edición del poema, en el Evening Mirror del 29 de enero de 1845, es exactamente la misma salvo tres erratas[1] y otras errores en la estrofa 11. Asimismo el autor del artículo nos muestra que este no fue el único trabajo que Poe editó en el Wekly News , sino que también publicó dos de sus cuentos de las Narraciones Extraordinarias en ese mismo año, 1845. Estos “rastros” que Tanselle busca y haya en la publicaciones de Poe son pruebas de que la edición del Wekly News es una las primeras que publicó el poema, pero ha sido causa de diversos errores y confusiones entre los  especialistas en la vida del poeta.

 

El estudio de lo que aparentemente pudiera parecer una nimiedad, o una omisión, dentro de las ediciones de las obras  de un cierto autor, en este caso de Poe, suscita nuevas guías o rutas de conocimiento que hasta entonces permanecían veladas para los especialistas.  El saber con precisión cuándo y en dónde fueron las primeras publicaciones, que erratas acarrearon estas mismas, así como qué otros materiales publicó por esas fechas el autor, brindan un horizonte un poco más completo (pero nunca cabal) de todo el corpus  del autor.

Esto es una muestra del trabajo  que la Bibliografía Analítica realiza, más precisamente la Bibliografía Textual, puesto que se muestran las correcciones y alteraciones que han sufrido diversas ediciones. Se podría hacer una pequeña comparación a partir del punto de vista de esta disciplina con los últimos versos de celebre poema de Poe; la misión del bibliógrafo es la posarse sobre “La Edición” (entendida como ideal) y vigilar cuidadosamente las versiones “réprobas” que surgen a partir de ella, tal como lo hace el cuervo sobre el alma del atormentado protagonista:

 

 

Y desde aquella noche, el cuervo lóbrego

Posado allí, clavado siempre está

Sobre ese busto de la diosa pálido,

Que le sirve de eterno pedestal.

Fiero demonio vigilando al réprobo,

No aparta de mí un punto su mirar.[2]



[1] En la línea 8 se lee “it  ghost” en vez de “its ghost”, en la 16 “This” en vez de “Tis” y en la 45 “are” en vez de “art”. p. 221

[2] POE, Edgar Allan. La filosofía de la composición seguida del cuervo.3ª ed. Ediciones Coyoacan : México, 1999. p 65